duminică, iunie 20, 2021

JESÚS DEL CERRO

JESÚS DEL CERRO
Director y productor de cine español 

  1. ¿Cuándo y cómo llegaste a Rumania y qué te animó a quedarte? 

Llegué en octubre del 2006 como consultor de la versión rumana de Un paso adelante. Yo vivo donde están mis proyectos y desde entonces he tenido muchos y muy bonitos proyectos en Rumania, así que he pasado mucho tiempo en Bucarest. En cualquier caso, yo siempre he mantenido mi casa en Madrid con lo que se puede decir que he vivido a caballo entre Madrid y Bucarest.

  1. Has rodado varias películas y series en Rumania, ¿cómo han sido acogidas por el público?

En esta profesión nunca tienes la seguridad que lo que hagas vaya a tener éxito, pero he tenido la suerte que el público rumano ha acogido muy bien mis proyectos. Miami Bici por ejemplo es la película rumana más taquillera de la historia y Vlad cada lunes era vista por más de un millón de espectadores y ahora está triunfando en Bulgaria.

  1. Has trabajado tanto en España como en Rumania, ¿existen diferencias a la hora de trabajar?

Nuestro trabajo consiste en contar historias y eso es universal, por supuesto cada país tiene características diferentes, pero en el mundo del cine rodar fuera de tu país o mezclar equipos de diferentes nacionalidades es una práctica muy antigua con lo que estamos acostumbrados a trabajar con gente de muchos países y en muchos países, yo por ejemplo he rodado en Grecia, EEUU, Argentina, Inglaterra, Puerto Rico, Francia, Turquía, Marruecos, Chequia y por supuesto en España y Rumania. Es aún más divertido.

  1. ¿Cuáles son los principales cambios que has notado desde tu llegada al país? ¿Y en la industria del cine rumano?

Creo que Rumania ha cambiado mucho en estos catorce años, la modernización es muy clara y eso está muy bien, aunque aún queda mucho por hacer. En la industria del cine la diferencia más palpable es el número de salas. Prácticamente el número se ha cuadruplicado con lo que tenemos más posibilidades de llegar a los espectadores.

  1. ¿Un aspecto positivo y uno negativo que destacarías a la hora de hacer negocios o trabajar en Rumania?

Yo puedo hablar del mundo del cine y en mi caso lo más positivo es la libertad a la hora de afrontar los proyectos, puedo decir que hago casi lo que me da la gana y eso como director es muy importante. Lo negativo es que la industria es pequeña. En España se pueden rodar al año cincuenta series y ciento veinte películas, en Rumania seis o siete series y veinte películas. Menos proyectos, menos espectadores y en rumano, un idioma mucho menos internacional que el español.

  1. ¿Un cambio que te gustaría ver en el país?

Las ciudades rumanas tienen una arquitectura muy bonita, pero pocos edificios están rehabilitados. Creo que sería un espectáculo ver esas calles y avenidas con todos los edificios rehabilitados, eso me gustaría ver: Bucarest en primavera con todos sus edificios luciendo sus mejores galas. También me gustaría llegar a Brasov en hora y media, no ir de bache en bache por las carreteras… en fin muchas cosas.

  1. ¿Qué consejo darías a un cineasta que esté pensando hacer películas o series en Rumania?

No me gusta dar consejos a nadie. Creo que no soy nadie para dar consejos. Cada cual debe hacer lo que su experiencia e intuición le indiquen. Pero si puedo decirles que en Rumania hay equipos muy profesionales y se rueda muy bien.


spot_img
spot_img
promovare online:spot_img

Postari recente:

promovare online:spot_img
spot_img
3,525FaniÎmi place
5AbonațiAbonați-vă
spot_img

Recomandate:

Evenimente:

spot_img